12 cosas realmente importantes en la educación de tus hijos…

mujer-educando-a-su-hija-estudiando-juntas

Cuando tus hijos crezcan, importara poco si tienen A o B en un examen de 7mo grado, que tan lejos batearon la pelota o si son «exitosos»…

Nos preocupamos mucho sobre la educación en este país. En el plano político se discute una y otra vez sobre por qué las calificaciones de matemáticas o ciencias de un Estado son superiores a las de otro. Y en casa, tenemos una larga lista de cosas por hacer para nuestros hijos (y para nosotros mismos) para asegurarnos de que pasen sus exámenes, que sepan como leer y escribir, y que puedan repetir de memorias las tablas de multiplicar. Incluso nos estresamos sobre si son capaces de hacerlo a la edad adecuada o si lo hacen seis meses antes o después que los otros niños.

Todo eso es importante, pero no está ni cerca a lo importante que son otras cosas en la vida, a las que muchas veces terminamos poniéndole mucha menos atención.

Cuando mis hijos crezcan, realmente no importará si tienen un A o una B en su examen de historia de 7mo grado, no importará realmente que tan lejos puedan golpear la pelota de béisbol, ni siquiera importará demasiado si hacen mucho dinero o si son “exitosos” de acuerdo con el mundo. Lo que importará mucho más es esto:

1. Que sean humildes: No que se crean menos de lo que son, sino que piensen menos en sí mismos.

2. Que sepan cómo ser amados: Que sean humildes, pero suficientemente seguros para ser vulnerables.

3. Que estén en paz: Que significa que sepan quiénes son.

4. Que estén llenos de alegría: Porque viven con una esperanza que trasciende esta corta vida.

5. Que sapan que son pequeños: Que el mundo no se trata de ellos.

6. Que sepan que son gigantes: Que para alguien, ellos significan el mundo entero.

7. Que sean aventureros: Dispuestos a abrazar una fe que los llevará más allá de la prisión de sus propios límites.

8. Que sean imaginativos: Capaces de ver que las mejores partes de la vida no pueden ser compradas, medidas o tocadas.

9. Que abracen el momento: Que sepan que el presente es el único momento que tienen.

10. Que sean virtuosos: Que aspiren a las mejores virtudes de su naturaleza humana.

11. Que sepan dar generosamente: Porque entregarte a ti mismo es la única forma de encontrarte a ti mismo.

12. Que sepan cómo amar: Porque para eso nacieron (y porque les mostré cómo, amándolos cada día incondicionalmente y enseñándoles a Dios que los ama perfectamente)

Esto es lo que me gustaría que mis hijos aprendieran, esto es lo que realmente es el éxito. Esto es lo que me gustaría que quieran ser cuando sean grandes.

Todo lo demás relacionado con las clases, las tareas escolares, los exámenes y la carrera que elijan, es un agregado.

Adaptación y traducción por Andrea Pérez de Quero para PildorasdeFe.net, del artículo publicado en: The Radical Life, autor: 126