Hoy la Iglesia celebra a Santa Francisca Romana, patrona de los conductores…

Francisca_Romana

El 9 de marzo la Iglesia celebra la Fiesta de Santa Francisca Romana, patrona de los conductores. Soportó muchas pruebas como la muerte de sus hijos, quedar viuda y ver sus tierras confiscadas. En medio del sufrimiento tuvo la gracia de poder ver a su ángel de la guarda que velaba por ella todo el tiempo y la guiaba.

En diálogo con ACI Prensa el benedictino olivetano, P. Teodoro Muti, expresó que “Santa Francisca Romana fue la Madre Teresa del siglo IV. Era la santa de los pobres y necesitados. Pertenecía a una familia rica y noble, pero asistía a los enfermos en los hospitales y se preocupaba también por su salud espiritual”.

ACI Prensa

@aciprensa

Santa Francisca Romana fue la Madre Teresa del siglo IV según el P. Teodoro Muti http://bit.ly/1QKJY4N

19:25 – 9 mar. 2016

Información y privacidad de Twitter Ads

Santa Francisca nació en Roma en el año 1384. A pesar  de la dura época que vivió, repartió sus bienes a los pobres y atendía con bondad y paciencia a los enfermos. Todos encontraban en ella consuelo.

Ella describió así a su ángel de la guarda: “era de una belleza increíble, con un cutis más blanco que la nieve y un rubor que superaba el arrebol de las rosas. Sus ojos, siempre abiertos tornados hacia el cielo, el largo cabello ensortijado tenía el color del oro bruñido”.

Ver imagen en TwitterVer imagen en TwitterVer imagen en Twitter

ACI Prensa

@aciprensa

Imágenes de la Basílica de Santa Francesca Romana. Fotos: @dani_ibanez18 http://bit.ly/1QKJY4N

19:31 – 9 mar. 2016

Información y privacidad de Twitter Ads

“Su túnica llegaba al suelo y era de un blanco algo azulado y, otras veces, con destellos rojizos. Era tal la irradiación luminosa que emanaba de su rostro, que podía leer maitines en plena medianoche”.

Cierto día el escéptico papá de Francisca le pidió el honor de que le presente a la criatura que él consideraba imaginaria. Ella tomó la mano del ángel, la juntó con la de su padre y los presentó. El hombre pudo ver a al ser celestial y no dudó nunca más.

Santa Francisca instituyó la Congregación de Oblatas de María (Oblatas de Tor de`Specci), bajo la regla de San Benito. Partió a la Casa del Padre en 1440 y su confesor, el P. John Matteotti, escribió su biografía. Fue canonizada en 1608.

Los 9 de marzo es una grata tradición romana reunir una multitud de coches en las inmediaciones de la Iglesia de Santa Francisca Romana (o también conocida con el nombre de Santa Maria Nova) para recibir la bendición de la santa, patrona de los conductores.

Biografía

Santa Francisca Romana, famosa en todo el mundo, poseía en grado extraordinario el don de ganarse el amor y la admiración de cuantos la trataban. Nació en Roma, en 1384, caundo comenzaba el cisma de occidente que había afligir tanto a la santa y resultar catastrófico para la familia. Pese a su vocación religiosa, Francisca –por obediencia paterna- aceptó casarse con un noble italiano, con quien tuvo tres hijos. Sin embargo, su matrimonio no fue obstáculo para practicar la virtud de la caridad con los más pobres y la oración constante, para lo cual contó con el apoyo de su joven cuñada Vanozza quien también quiso abrazar la vida religiosa.

Pronto llegó la desgracia para la familia de la santa: su esposo y su cuñado fueron hechos prisioneros y la familia entera entró en la pobreza, pero eso no impidió que Francisca continuara asistiendo a pobres y enfermos. Luego de la muerte de su primer hijo, la santa decidió convertir su casa en hospital y Dios premió sus oraciones y trabajos concediéndole el don de sanar a los enfermos. La fama de los milagros y virtudes de la santa se había divulgado por toda Roma y de todas partes la llamaban para que curase a los enfermos y arreglase las disputas. Posteriormente, Francisca formó una congregación de mujeres que vivieran en el mundo sin más votos que la obligación de consagrarse interiormente a Dios y al servicio de los pobres, la que llevó el nombre de la orden de Oblatas de María; sin embargo, poco después el pueblo cambió el nombre por el de Oblatas de Tor Specchi. La santa falleció en la primavera de 1440, luego de llevar una vida de austeridades, entrega y oración.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s