Evangelio del día: No hay cristianismo sin cruz y no existe cruz sin Jesucristo…

Resultado de imagen para pasion y muerte de jesus

San Juan 3,7-15: El Hijo del hombre tiene que ser levantado para que todo el que cree en él tenga vida eterna…

Evangelio según San Juan 3,7-15

El Hijo del hombre debe ser levatando: “En aquel tiempo, Jesús dijo a Nicodemo: “No te extrañes de que te haya dicho: «Tienen que nacer de lo alto». El viento sopla donde quiere y oyes su ruido, pero no sabes de dónde viene ni a dónde va. Así pasa con quien ha nacido del Espíritu”. Nicodemo le preguntó entonces: “¿Cómo puede ser esto?” Jesús le contestó: “Tú eres maestro de Israel y ¿no sabes esto? Yo te aseguro que nosotros hablamos de lo que sabemos y damos testimonio de lo que hemos visto, pero ustedes no aceptan nuestro testimonio. Si no creen cuando les hablo de las cosas de la tierra, ¿cómo creerán si les habló de las celestiales? Nadie ha subido al cielo sino el Hijo del hombre, que bajó del cielo y está en el cielo. Así como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así tiene que ser levantado el Hijo del hombre, para que todo el que cree en él tenga vida eterna”. Palabra del Señor

Reflexión del Papa Francisco

El Señor en el desierto ordena a Moisés que haga una serpiente y la ponga sobre un asta, y le dice que quien será mordido por las serpientes y la mirará permanecerá con vida.

Pero ¿qué es la serpiente?: la serpiente es el signo del pecado, como ya vemos en el Libro del Génesis cuando la serpiente sedujo a Eva, proponiéndole el pecado.

Y Dios manda que se eleve el pecado como bandera de victoria.

Jesús dice a los judíos:

“Cuando habrán levantado al Hijo del hombre, sabrán que Yo Soy”.

Por lo tanto, en el desierto se levantó el pecado, pero es un pecado que busca la salvación, porque cura ahí. Quien es elevado es el Hijo del hombre, el verdadero Salvador, Jesucristo.

El cristianismo es una persona, una persona elevada, en la Cruz, una persona que se anonadó a sí misma para salvarnos; se ha hecho pecado.

Y así como en el desierto fue elevado el pecado, aquí ha sido elevado Dios, hecho hombre y hecho pecado por nosotros. Y todos nuestros pecados estaban allí.

No se comprende el cristianismo sin entender esta humillación profunda del Hijo de Dios, que se humilló a sí mismo haciéndose siervo hasta la muerte y muerte de Cruz, para servir

Y por esto el Apóstol Pablo cuando dice de qué cosa se gloría Él (y también podemos decir de qué cosa nos gloriamos nosotros): “De nuestros pecados”.

Nosotros no tenemos otras cosas de las cuales gloriarnos, ésta es nuestra miseria. De parte de la misericordia de Dios, nosotros nos gloriamos en Cristo crucificado. Por esta razón, no existe un cristianismo sin la Cruz y no existe una Cruz sin Jesucristo. (Homilía en Santa Marta, 8 de abril de 2014)

Oración de sanación

Mi Señor, Solo en Ti puedo encontrar la fuerza de la misericordia que llena de paz mi vida, de esperanza, levanta el alma y me hace caminar confiado.

Estoy convencido que estás por encima de todo. Tú eres el Hijo de Dios, el Rey de reyes y me has hablado del Reino del Padre porque procedes de Él.

En Ti espero la vida eterna, esa vida nueva que inició con mi bautismo y que con mis faltas la he oscurecido yéndome por caminos errados y lejos de Ti.

Sáname de todas esas heridas que causan desolación a mi alma. Sé que Tú todo lo puedes, Tú eres capaz de hacer brillar hasta el más oscuro pecador.

En tus llagas esparciste la misericordia divina, me abriste el camino a la salvación y me hiciste sentir una persona valiosa y merecedora de tu Gracia.

Creo en Ti, en que vas derramando bendiciones a todo el que acepta tu amor y deja atrás su vida pecaminosa, descubriéndote como el más grande tesoro.

Confío, en que en estos momentos me bendices y así como el Padre te ama, Tú me amas de igual modo. Bendito seas mi Jesús, mi Señor, mi Salvador.

Contigo no hay miedo que valga, no hay problema que no quede sin solución, porque a tu lado experimento consuelo, seguridad y protección. Amén

Propósito para hoy

Evitaré cualquier tipo de enojo durante el día aunque hayan algunas situaciones de injusticias, ofreciéndolo por la conversión de los míos.

Frase de reflexión

“No temas acercarte al Sacramento de la Confesión; en él encontrarás a Jesús que te perdona”. Papa Francisco

Diálogos, oraciones y edición: PildorasdeFe.net | Audio comentario: Fray Nelson Medina, O.P.
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s