32 sencillas formas de ayunar en Cuaresma…

formas-ayuno-cuaresma

Ayunamos para crear conciencia de la cantidad de alimentos, bebidas, entretenimientos y experiencias que vivimos a diario…

La finalidad del ayuno es crear conciencia. A menudo consumimos alimentos, bebidas, entretenimiento y experiencias de una manera enajenante. Bajémosle al volumen al bullicio. En ocasiones la música se convierte en un ruido molesto cuando en realidad puede ser algo que motive el alma. También podemos ayunar del ruido para que así creemos conciencia. Primero, creemos conciencia respecto a nuestra propia vida. Después, seamos conscientes de nuestra total dependencia de Dios respecto a cada uno de los dones y regalos que tenemos en la vida.

Te compartimos 32 formas de ayunar en Cuaresma (y durante toda tu vida si quieres hacerlo)

1. Ayune de pensamientos negativos.

2. Ayune de comer por comer, esto es, ni siquiera se moleste en probar algo que no necesite comer

3. Ayune de trabajar demasiado. Descubra su personalidad al margen de su trabajo.

4. Al menos un día de la Cuaresma, ayune de todo, excepto líquidos (primero verifique esto con su doctor).

5. Ayune de ver su programa favorito durante una semana o durante toda la Cuaresma.

6. Ayune del ruido. Mantenga el silencio en casa durante una hora por la mañana y por la noche, como una forma de dar la bienvenida a la presencia de Dios en su vida y en su hogar.

7. Ayune de llenar su agenda de actividades. Deje un tiempo libre.

8. Ayune de las fiestas y bullicios.

9. Ayune de los hábitos aparentemente inofensivos pero que lo meten en problemas.

10. Ayune de la luz. Siéntese cerca de una vela y apague las luces de su casa y póngase en oración. Recuerde que Jesús es la luz del mundo.

11. Escoja un día para que ayune de utilizar aparatos electrónicos.

12. Ayune de juzgar a los demás. Mientras intenta evitarlo, note la frecuencia con que se siente inclinado a este comportamiento a lo largo del día.

13. Ayune de dejar todo para después. Si tiene una responsabilidad, pídale a Dios que le ayude a cumplirla.

14. Ayune de querer vivir una Cuaresma perfecta. Permanezca abierto a la espontaneidad.

15. Ayune de llamadas telefónicas irrelevantes durante un día.

16. Ayune de escuchar su MP3 o iPod para que se dé tiempo de escuchar los sonidos de la naturaleza que lo rodea.

17. Si tiende a aislarse de los demás, ayune de los comportamientos que lo separan de los otros.

18. Ayune de silenciar la alarma de su reloj. Levántese apenas suene y dedique ese tiempo a la oración.

19. Ayune de comer postres.

20. Ayune de no comprar absolutamente nada, por ningún medio, durante un día.

21. Si es posible, ayune de conducir rápido. Utilice un medio alternativo de transporte, ya sea caminar, tomar el autobús o utilizar su bicicleta

22. Ayune de las cosas rutinarias que pierden su sentido y termina haciendo automáticamente. Por ejemplo, utilice una ruta diferente para ir a su trabajo, aun cuando requiera más tiempo o distancia.

23. Ayune del bullicio, de la distracción, promueva el silencio.

24. Ayune de criticar a los demás verbalmente o en silencio. Procure entenderlos.

25. Ayune de enviar correos electrónicos o mensajes de texto por lo menos un día.

26. Ayune de estarse quejando. Descubra la cantidad de veces que se ve tentado a quejarse.

27. Ayune de evadir los problemas o de ahogarse en un vaso de agua, dependiendo de su tendencia.

28. Ayune de estarse comparando con los demás. Esto lleva a la desolación y la separación de los demás, en lugar de sentirnos uno sólo en Dios.

29. Ayune de buscar el reconocimiento por lo bueno que hace.

30. Ayune de preocuparse. Confíe en Dios.

31. Ayune por un día de la necesidad de controlar parte de su vida, como el control remoto, por ejemplo.

32. Ayune del hábito, sustancia, práctica o actitud que obstaculiza su crecimiento en su relación con Dios. Usted sabe, en el fondo de su corazón, cuál es.

Fuente: LoyolaPress.com | Pildorasdefe.net