4 preguntas que debes hacerte antes de pensar en una separación matrimonial…

parema-matrimonio-crisis-pensando-separacion-divorcio-151016

Si te encuentras en una crisis dentro de tu matrimonio y estás considerando la separación como opción, deberías considerar estas preguntas…

Algunas parejas consideran la separación matrimonial como un paso saludable para salvar su matrimonio cuando se encuentra en serios problemas. Nos solemos decir a nosotros mismos que un tiempo aparte sanará nuestras heridas, pero usualmente, este no es el caso.

De acuerdo con un artículo publicado el 2012, en la revista USA Today*, el 79% de las separaciones matrimoniales resultan en divorcio.

Tan solo ayer, numerosas fuentes reportaron que la actriz y ganadora de premios como cantante de country, Reba McEntire y su esposo (y manager), Narvel Blackstock, han decidido separarse después de 26 años de casados.

¡26 años… y la esperanza apagándose, ni más ni menos!

Tal como lo leí en los anuncios que la pareja ha comentado a la prensa, es triste leer que consideran divorciarse muy pronto. Esto me pone triste como me pone siempre que escucho que alguna pareja se va a divorciar porque sé que deben pasar por una montaña rusa emocional, sin mencionar lo que pasan los hijos involucrados.

Seguro deben sentir que no hay esperanza para su matrimonio y que se ha convertido en un terrible lugar para vivir.

Permíteme por favor ser clara: No juzgo y no lo haré, a cualquiera que decida separarse de su pareja por medio del divorcio porque en primer lugar no conozco los detalles, y segundo y más importante, porque no me corresponde hacerlo.

Todas nuestras decisiones en relación a nuestra pareja quedan entre los dos, entre la gente involucrada (hijos) y más importante aún: Dios. Solamente Él conoce nuestros corazones. Solamente Él puede enmendarlos cuando se quiebran.

Querido lector, escribo esto porque NO QUIERO que las parejas casadas que VERDADERAMENTE quieren intentarlo de nuevo, y desean trabajar para resolver sus dificultades, consideren que la separación es una opción… simplemente porque no lo es en la mayoría de las veces.

Es muy alta la probabilidad de divorciarse una vez que las parejas se separan, así de alto es el peso que viene con la decisión de separarse.

A continuación presento 4 preguntas a considerar si te encuentras en una crisis dentro de tu matrimonio y estás considerando la separación:

1.- ¿Estoy yo o mis hijos experimentando abuso físico, emocional, psicológico o sexual?

Si la respuesta es “si”, entonces debo salir de ahí inmediatamente y pedir ayuda. Esta es la única situación por la cual puedo pensar en la separación como un siguiente paso.

Primero que nada, déjame decirte que eres una preciosa creación… creada y amada por Dios. No hay nada que tú hayas hecho o puedas hacer para merecer el abuso.

Dependiendo de la severidad de tus circunstancias, puede ser que necesites llamar a la policía, o a un centro especializado en abuso doméstico, un consejero, un sacerdote o quizás a todos ellos. Por favor date cuenta de que no estás sola o solo.

No necesitas mantener en secreto el abuso, y tú DEBES conseguir para ti y para tus hijos un lugar seguro inmediatamente.

2.- ¿Realmente mejorará la comunicación en mi matrimonio si vivimos separados?

Cuando no estamos viviendo en la misma casa por largos períodos de tiempo, en especial cuando las cosas no andan bien, es difícil que la comunicación sea eficaz. Es necesario tener interacción cara a cara. Si no la tenemos, resulta una comunicación torpe y vamos a tener que pensar muchas veces lo que vamos a decir, o nos vamos a estar arrepintiendo de lo que decimos.

Sin embargo TENEMOS que hablar; REALMENTE hablar. Ábrete  y resuelve todo aquello que les causa incomodidad.

3.- ¿Alguno de los dos está bloqueando la ÚNICA manera en la que el otro puede tomar un respiro y pensar bien las cosas?

A veces las cosas se pueden volver tan intensas entre un esposo y su esposa, hasta llegar al punto de no querer ni siquiera mirarle a los ojos, escuchar su voz, oler su esencia… Esto es terrible, pero sucede. Especialmente si se ha llegado al punto de romper los votos matrimoniales, engañar o mentir.

De cualquier manera, si ambos están comprometidos uno con el otro y además están comprometidos con SALVAR su matrimonio, entonces el bloqueo NO es una buena idea.

¿Se puede acaso luchar por un matrimonio y considerar el divorcio al mismo tiempo? Odio decir esto, pero esto es lo que la separación ocasiona.

Pudiéramos dar a nuestra pareja un respiro por un CORTO y MUY TEMPORAL período de tiempo, solamente si necesitamos hacer una parada para mejorar la comunicación, ya que ésta, rápidamente se nos convierte en argumentos que lastiman al otro y simplemente necesitamos un espacio para pensarlo mejor, y orar.

Esto no debe convertirse en algo cotidiano, ya que si esto dura algunos días e incluso una semana, entonces las líneas de la comunicación se romperán por completo y se convertirán en dos personas viviendo en la misma casa pero SEPARADOS.

Para cultivar un matrimonio saludable debemos mantener abiertos los canales de comunicación  lo más posible.

4.- ¿De verdad me quiero separar para fortalecer mi matrimonio O EN REALIDAD quiero escapar de mis problemas maritales?

Cuando las cosas se ponen difíciles, normalmente respondemos de dos maneras: huir o luchar. No estoy diciendo que luchar sea siempre lo mejor, pero es preferible quedarse y luchar por el matrimonio que correr para huir de nuestros problemas.

Es mucho más fácil decirlo que hacerlo y reconozco que se requiere tiempo, dolores de cabeza, esfuerzo y lo más importante: LA ORACIÓN que podemos elevar.

Y al final tendremos un matrimonio fortalecido, intacto y saludable como nunca lo hemos imaginado.

Por favor considera asistir con un consejero profesional católico o algún centro de ayuda para matrimonios en crisis antes de considerar la separación.

Tu matrimonio merece que luches por él y te aseguro que las cosas pueden mejorar.

Con Dios todas las cosas son posibles, aún si se trata de salvar tu matrimonio.

Si encuentras útil este artículo, por favor dinos tus comentarios y compártelo. Gracias por leer y compartir. ¡Bendiciones!

Adaptación y traducción al español por Rafael Ruiz, para PildorasdeFe.net, del artículo publicado en: Ashley Willis´s Blog, autor: Ashley Willis