Archivo de la categoría: EVANGELIO DEL DIA

LECTURAS DEL JUEVES V DE PASCUA 3 DE MAYO EXALTACIÓN DE LA SANTA CRUZ FIESTA EN MÉXICO (ROJO)…

Tiene que ser levantado el Hijo del hombre, para que todo el que crea en él tenga vida eterna…


 

 

RESPUESTAS DE FE S.D.A.

EXALTACIÓN DE LA SANTA CRUZ EN MÉXICO

SAN FELIPE Y SANTIAGO EL MAYOR EN OTROS PAÍSES

ANTÍFONA DE ENTRADA Cfr. Gál 6, 14

Que nuestro único orgullo sea la Cruz de nuestro Señor Jesucristo, porque en él tenemos la salvación, la vida y la resurrección, y por él hemos sido salvados y redimidos. Aleluya…

Se dice o se canta El Gloria…

ORACIÓN COLECTA

Señor Dios, que quisiste que tu Unigénito sufriera la cruz para salvar al género humano, concédenos que quienes conocimos su misterio en la tierra, merezcamos alcanzar en el cielo el premio de su redención. Por nuestro Señor Jesucristo…

LITURGIA DE LA PALABRA

Cristo se humilló a sí mismo; por eso Dios lo exaltó…

De la carta del apóstol san Pablo a los filipenses: 2, 6-11

Cristo Jesús, siendo Dios, no consideró que debía aferrarse a las prerrogativas de su condición divina, sino que, por el contrario, se anonadó a sí mismo tomando la condición de siervo, y se hizo semejante a los hombres. Así, hecho uno de ellos, se humilló a sí mismo y por obediencia aceptó incluso la muerte, y una muerte de cruz.

Por eso Dios lo exaltó sobre todas las cosas y le otorgó el nombre que está sobre todo nombre, para que, al nombre de Jesús, todos doblen la rodilla en el cielo, en la tierra y en los abismos, y todos reconozcan públicamente que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre.

Palabra de Dios…

Te alabamos, Señor…

Del salmo 77

R/. No olvidemos las hazañas del Señor. Aleluya…

Escucha, pueblo mío, mi enseñanza; presten oído a las palabras de mi boca. Abriré mi boca y les hablaré en parábolas; anunciaré lo que estaba oculto desde la creación del mundo. R/.

Cuando Dios los hacía morir, lo buscaban y madrugaban para volverse hacia él. Se acordaban de que Dios era su auxilio; el Dios altísimo, su redentor. R/.

Lo adulaban con su boca, le mentían con su lengua; su corazón no era sincero con él ni eran fieles a su alianza. R/.

Pero él sentía lástima de ellos, les perdonaba su culpa y no los destruía. Muchas veces dominó su ira y apagó el furor de su cólera. R/.

ACLAMACIÓN

 

 

R. Aleluya, aleluya…

Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos, porque con tu santa cruz redimiste al mundo… R.

El Hijo del hombre tiene que ser levantado…

Del santo Evangelio según san Juan: 3, 13-17

En aquel tiempo, Jesús dijo a Nicodemo: “Nadie ha subido al cielo sino el Hijo del hombre, que bajó del cielo y está en el cielo. Así como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así tiene que ser levantado el Hijo del hombre, para que todo el que crea en él tenga vida eterna.

Porque tanto amó Dios al mundo, que le entregó a su Hijo único, para que todo el que crea en él no perezca, sino que tenga vida eterna. Porque Dios no envió a su Hijo para condenar al mundo, sino para que el mundo se salvara por él”.

Palabra del Señor…

Gloria a ti, Señor Jesús…

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Te rogamos, Señor, que este sacrificio, que en el altar de la cruz borró el pecado del mundo entero, nos purifique de todas nuestras ofensas. Por Jesucristo, nuestro Señor.

PREFACIO

En verdad es justo y necesario, es nuestro deber y salvación darte gracias siempre y en todo lugar, Señor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno.

Porque has puesto la salvación del género humano en el árbol de la Cruz, para que, de donde tuvo origen la muerte, de allí resurgiera la vida; y el que en un árbol venció, fuera en un árbol vencido, por Cristo, Señor nuestro.

Por él, celebran tu majestad los ángeles, te adoran las dominaciones, se estremecen las potestades. Te celebran, unidos en la alegría, los cielos, las virtudes celestiales y los bienaventurados serafines. Permítenos asociarnos a sus voces cantando humildemente tu alabanza: Santo, Santo, Santo…

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN Jn 12, 32

Cuando yo sea levantado de la tierra, atraeré a todos hacia mí, dice el Señor. Aleluya…

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Señor nuestro, Jesucristo, fortalecidos con este alimento santo, te pedimos que conduzcas a la gloria de tu resurrección a quienes redimiste por el madero vivificante de la cruz. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos…

Evangelio del día: La Cruz no es un adorno, es un gran misterio de amor…

Resultado de imagen para exaltacion de la cruz

San Juan 3,13-17 – Fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz: Así como Moisés levantó en alto la serpiente, también el Hijo del hombre debe ser levantado…

Evangelio según San Juan 3,13-17

La exaltación del Hijo del hombre en lo alto: En aquel tiempo, Jesús dijo a Nicodemo: Nadie ha subido al cielo, sino el que descendió del cielo, el Hijo del hombre que está en el cielo. De la misma manera que Moisés levantó en alto la serpiente en el desierto, también es necesario que el Hijo del hombre sea levantado en alto, para que todos los que creen en Él tengan Vida eterna. Porque Dios amó tanto al mundo, que entregó a su Hijo único para que todo el que cree en Él no muera, sino que tenga Vida eterna. Porque Dios no envió a su Hijo para juzgar al mundo, sino para que el mundo se salve por Él“. Palabra del Señor

Reflexión del Papa Francisco

El Señor en el desierto ordena a Moisés que haga una serpiente y la ponga sobre un asta, y le dice que quien será mordido por las serpientes y la mirará permanecerá con vida.

Pero ¿qué es la serpiente?, La serpiente es el signo del pecado, como ya vemos en el Libro del Génesis cuando la serpiente sedujo a Eva, proponiéndole el pecado.

Y Dios manda que se eleve el pecado como bandera de victoria. Lo que no se comprende bien si no entendemos lo que Jesús nos dice en el Evangelio.

Jesús dice a los judíos: “Cuando habrán levantado al Hijo del hombre, sabrán que yo soy”. Por lo tanto, en el desierto se levantó el pecado, pero es un pecado que busca la salvación, porque cura ahí. Quien es elevado ahora es el Hijo del hombre, el verdadero Salvador, Jesucristo.

[…] El cristianismo es una persona, una persona elevada, en la Cruz, una persona que se anonadó a sí misma para salvarnos; se ha hecho pecado. Y así como en el desierto fue elevado el pecado, aquí ha sido elevado Dios, hecho hombre y hecho pecado por nosotros. Y todos nuestros pecados estaban allí…

[…] No existe un cristianismo sin la Cruz y no existe una Cruz sin Jesucristo. El corazón de la salvación de Dios es su Hijo, que tomó sobre sí todos nuestros pecados, nuestras soberbias, nuestras seguridades, nuestras vanidades, nuestras ganas de llegar a ser como Dios.

Por esto, un cristiano que no sabe gloriarse en Cristo crucificado no ha entendido lo que significa ser cristiano.

Nuestras llagas, esas que deja el pecado en nosotros, sólo se curan con las llagas del Señor, con las llagas de Dios hecho hombre, humillado, aniquilado. “Y éste es el misterio de la Cruz.

La Cruz no es un ornamento que nosotros debemos poner siempre en las iglesias, sobre el altar, allí. No es un símbolo que nos distingue de los demás.

La Cruz es el misterio, es el misterio del amor de Dios, que se humilla a sí mismo, se hace «nada», se hace pecado. ¿Dónde está tu pecado? “No lo sé, tengo tantos aquí”. No, tu pecado está allí, en la Cruz. Ve a buscarlo ahí, en las llagas del Señor, tu pecado será curado, tus llagas serán curadas, tu pecado será perdonado.

El perdón que nos da Dios no es cancelar una cuenta que tenemos con Él: el perdón que nos da Dios son las llagas de su Hijo en la Cruz, elevado sobre la Cruz. (Homilía en Santa Marta, 08 de abril de 2014)

Oración de Sanación

Señor, Tú miras lo profundo de mi corazón y actúas con poder en mi vida, por eso la pongo en tus manos, para verme libre de temores y angustias.

Sé que puedo contar con tu presencia y que me haces descubrir las manifestaciones de tu amor en las distintas situaciones que experimento.

No hay nada más grande que tu Amor. Es por ello que quiero seguir abriendo mi corazón a tu Palabra y dejarme así conquistar por tu Verdad.

Quiero comprender ese misterio de amor del Padre, quien entregó a su único Hijo a una muerte de cruz, para que yo formara parte de las glorias del cielo.

Todos mis esfuerzos, proyectos, éxitos y fracasos, cobran sentido cuando los miro a través de tu sacrificio de cruz, un sacrificio de vida y de amor.

Quiero nacer de nuevo en Ti, restaurar mis fuerzas con el poder de tu Cruz y confesar con mis labios y el corazón que Tú eres mi Dios y Señor.

Quiero renunciar a mi vida de pecado y rechazar todo aquello que me invita a saborear los triunfos del mundo olvidándome de tu donación de amor.

Te amo, amo tu Santa Cruz, la que me define y me lleva por la auténtica senda de un cristianismo firme y auténtico. Amén.

Propósito para hoy

Meditaré sobre mi vida de cristiano preguntándome: ¿quiero sobresalir elevando mi ego, o dejo que sea Cristo el que se eleve a través de mis acciones?

Frase de reflexión

“Una familia iluminada por el Evangelio es una escuela de vida cristiana. Allí se aprende la fidelidad, la paciencia y el sacrificio”. Papa Francisco

LECTURAS DEL MIÉRCOLES V DE PASCUA 2 DE MAYO SAN ATANASIO OBISPO Y DOCTOR DE LA IGLESIA (BLANCO)…

Yo soy la vid, ustedes los sarmientos; el que permanece en mí y yo en él ése da fruto abundante…


 

 

RESPUESTAS DE FE S.D.A.

SAN ATANASIO OBISPO Y DOCTOR DE LA IGLESIA

ANTÍFONA DE ENTRADA Cfr. Si 15, 5

En medio de la Iglesia abrió su boca, y el Señor lo llenó del espíritu de sabiduría e inteligencia, y lo revistió de gloria. Aleluya…

ORACIÓN COLECTA

Dios todopoderoso y eterno, que suscitaste al obispo san Atanasio como insigne defensor de la divinidad de tu Hijo, concédenos bondadoso que, alegres por su protección y por sus enseñanzas, crezcamos continuamente en tu conocimiento y tu amor. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos…

LITURGIA DE LA PALABRA

Se decidió que Pablo y Bernabé fueran a Jerusalén a ver a los apóstoles…

Del libro de los Hechos de los Apóstoles: 15, 1-6

En aquellos días, vinieron de Judea a Antioquía algunos discípulos y se pusieron a enseñar a los hermanos que si no se circuncidaban conforme a la ley de Moisés, no podrían salvarse. Esto provocó un altercado y una violenta discusión con Pablo y Bernabé; al fin se decidió que Pablo, Bernabé y algunos más fueran a Jerusalén para tratar el asunto con los apóstoles y los presbíteros. La comunidad cristiana los proveyó para el viaje, y ellos atravesaron Fenicia y Samaria, contando a los hermanos cómo se convertían los paganos, y los llenaban de gozo con esta noticia.

Al llegar a Jerusalén, fueron recibidos por la comunidad cristiana, los apóstoles y los presbíteros, y ellos refirieron todo cuanto Dios había hecho por su medio. Pero algunos de los fariseos convertidos intervinieron, diciendo: “Hay que circuncidar a los paganos y exigirles que cumplan la ley de Moisés”.

Entonces se reunieron los apóstoles y los presbíteros para examinar el asunto.

Palabra de Dios…

Te alabamos, Señor…

Del salmo 121

R/. Vayamos con alegría al encuentro del Señor. Aleluya…

¡Qué alegría sentí, cuando me dijeron: “Vayamos a la casa del Señor”! Y hoy estamos aquí, Jerusalén, jubilosos, delante de tus puertas. R/.

A ti, Jerusalén, suben las tribus, las tribus del Señor, según lo que a Israel se le ha ordenado, para alabar el nombre del Señor. R/.

Por el amor que tengo a mis hermanos, voy a decir: “La paz esté contigo”. Y por la casa del Señor, mi Dios, pediré para ti todos los bienes. R/.

ACLAMACIÓN   Jn 15, 4. 5

 

 

 

R/. Aleluya, aleluya…

Permanezcan en mí y yo en ustedes, dice el Señor; el que permanece en mí da fruto abundante… R/.

El que permanece en mí y yo en él, ése da fruto abundante…

Del santo Evangelio según san Juan: 15, 1-8

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Yo soy la verdadera vid y mi Padre es el viñador. Al sarmiento que no da fruto en mí, él lo arranca, y al que da fruto lo poda para que dé más fruto.

Ustedes ya están purificados por las palabras que les he dicho. Permanezcan en mí y yo en ustedes. Como el sarmiento no puede dar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco ustedes, si no permanecen en mí. Yo soy la vid, ustedes los sarmientos; el que permanece en mí y yo en él ése da fruto abundante, porque sin mí nada pueden hacer. Al que no permanece en mí se le echa fuera, como al sarmiento, y se seca; luego lo recogen, lo arrojan al fuego y arde.

Si permanecen en mí y mis palabras permanecen en ustedes, pidan lo que quieran y se les concederá. La gloria de mi Padre consiste en que den mucho fruto y se manifiesten así como discípulos míos”.

Palabra del Señor…

Gloria a ti, Señor Jesús…

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Mira, Señor, las ofrendas que te presentamos en la conmemoración de san Atanasio, y ya que profesamos su misma fe incontaminada, haz que el testimonio que damos de tu verdad nos sirva para la salvación. Por Jesucristo, nuestro Señor…

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN 1 Co 3, 11

El único cimiento válido es Jesucristo y nadie puede poner otro distinto. Aleluya…

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Dios todopoderoso, a quienes confesamos firmemente, junto con san Atanasio, que tu Hijo es verdadero Dios, concédenos que este sacramento nos dé vida y nos proteja siempre. Por Jesucristo, nuestro Señor…

Evangelio del día: El que permanece en mi y yo en él, da mucho fruto…

Imagen1

San Juan 15,1-8 – V Miércoles de Pascua: Si ustedes permanecen en mí y mis palabras en ustedes, pidan lo que quieran y lo obtendrán…

Evangelio según San Juan 15,1-8

Permanecer en Jesús para dar frutos: “Yo soy la verdadera vid y mi Padre es el viñador. Él corta todos mis sarmientos que no dan fruto; al que da fruto, lo poda para que dé más todavía. Ustedes ya están limpios por la palabra que yo les anuncié. Permanezcan en mí, como yo permanezco en ustedes. Así como el sarmiento no puede dar fruto si no permanece en la vid, tampoco ustedes, si no permanecen en mí. Yo soy la vid, ustedes los sarmientos. El que permanece en mí, y yo en él, da mucho fruto, porque separados de mí, nada pueden hacer. Pero el que no permanece en mí, es como el sarmiento que se tira y se seca; después se recoge, se arroja al fuego y arde. Si ustedes permanecen en mí y mis palabras permanecen en ustedes, pidan lo que quieran  y lo obtendrán. La gloria de mi Padre consiste en que ustedes den fruto abundante, y así sean mis discípulos” Palabra del Señor

Reflexión del Papa Francisco:

Todos podemos permanecer unidos a Jesús de manera nueva. Si por el contrario uno perdiese la comunión con Él, se volvería estéril, es más, dañino para la comunidad. Y para expresar esta realidad Jesús usa la imagen de la vid y de los sarmientos.

Jesús es la vid, y a través de Él – como la linfa en el árbol – pasa a los sarmientos el amor mismo de Dios, el Espíritu Santo.

Precisamente: nosotros somos los sarmientos, y a través de esta parábola Jesús quiere hacernos entender la importancia de permanecer unidos a Él.

Los sarmientos no son autosuficientes, sino dependen totalmente de la vid, en donde se encuentra la fuente de su vida…

Es necesario mantenerse fieles al Bautismo, y crecer en la amistad con el Señor mediante la oración, la escucha y la docilidad a su Palabra, leer el Evangelio, la participación a los Sacramentos, especialmente a la Eucaristía y a la Reconciliación.

Si uno está íntimamente unido a Jesús, goza de los dones del Espíritu Santo, que – como nos dice san Pablo – son “amor, alegría y paz, magnanimidad, afabilidad, bondad y confianza, mansedumbre y temperancia” (Gal 5,22); y en consecuencia hace tanto bien al prójimo y a la sociedad, como un verdadero cristiano.

De estas actitudes, de hecho, se reconoce que uno es un verdadero cristiano, así como por los frutos se reconoce al árbol. Los frutos de esta unión profunda con Jesús son maravillosos: toda nuestra persona es trasformada por la gracia del Espíritu: alma, inteligencia, voluntad, afectos, y también el cuerpo, porque somos unidad de espíritu y cuerpo.

Recibimos un nuevo modo de ser, la vida de Cristo se convierte también en la nuestra: podemos pensar como Él, actuar como Él, ver el mundo y las cosas con los ojos de Jesús…

Cada uno de nosotros es un sarmiento de la única vid; y todos juntos estamos llamados a llevar los frutos de esta pertenencia común a Cristo y a la Iglesia.

Confiémonos a la intercesión de la Virgen María, para que podamos ser sarmientos vivos en la Iglesia y testimoniar de manera coherente nuestra fe, coherencia de vida y de pensamiento. De vida y de fe. Conscientes que todos, según nuestras vocaciones particulares, participamos de la única misión salvífica de Jesucristo. (Reflexión antes del rezo del ángelus, 03 de mayo de 2015)

Oración de sanación

Mi Señor, hoy es un día lleno de bendición para mí porque me siento protegido bajo tu amparo y bajo la promesa de pertenecer a los tuyos cumpliendo tu voluntad.

Sé que sin Ti nada puedo hacer, nada lo puedo lograr. Separado de Ti, lo que me espera es oscuridad y vías de pecado que conducen a la perdición y que me distancian de tu amor

Quiero permanecer en Ti para que pueda ser tan fructífero como me pides, y para eso debo vivir obediente a tus mandatos, guiarme por tu Palabra que es semilla de salvación y que debe germinar en mi corazón.

Dame fuerza, valentía, servicio y humildad, pues necesito de esas cuatro cosas cada día para tener la dirección correcta y no dejarme embaucar por fascinaciones temporales que mucho dan pero poco ofrecen

Derrama tu gracia sobre mí, la gracia de amarte con pasión para que se manifieste en obras buenas y agradables a tus ojos. Solo en Ti podré encontrar respuestas y caminos para mi felicidad

Sólo tu amor me hará una persona fecunda, quiero dejarme conducir por tu Espíritu Santo para convertirme en un instrumento de tu perdón y de reconciliación entre mis hermanos.

Oh mi Señor, sin Ti mi vida está incompleta, carente de sentido. Jamás mi alma quiera defraudarte y desperdiciar la oportunidad que me ofreces

Ven Señor, haz que mi amor sea fuerte ante las pruebas y que permanezca siempre adherido a tu Palabra y a todas las gracias que me das. Amén

Propósito para hoy

Ayunar del uso ocioso de mi celular y otros aparatos electrónicos para dedicar un tiempo adicional a mi oración

Frase de reflexión

“El corazón se endurece cuando no ama. Señor, danos un corazón que sepa amar”. Papa Francisco

Redacción y diálogo: PildorasdeFe.net | Audio: Fraynelson.com

 

LECTURAS DEL MARTES V DE PASCUA 1 DE MAYO MEMORIA LIBRE DE SAN JOSÉ OBRERO (BLANCO)…

El que cree en el Hijo tiene vida eterna…


 

 

RESPUESTAS DE FE S.D.A.

SAN JOSÉ OBRERO

ANTÍFONA DE ENTRADA Sal 127, 1-2

Dichoso el que teme al Señor y sigue sus caminos: comerá del fruto de su trabajo, será dichoso, le irá bien. Aleluya…

ORACIÓN COLECTA

Dios nuestro, creador de todas las cosas, que has establecido para el género humano el precepto del trabajo, concede, propicio, por el ejemplo y con la protección de san José, que podamos cumplir con las tareas que nos asignas y alcancemos la recompensa que nos prometes. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos…

LITURGIA DE LA PALABRA

Contaban a la comunidad cristiana lo que había hecho Dios por medio de ellos…

Del libro de los Hechos de los Apóstoles: 14, 19-28

En aquellos días, llegaron a Listra, procedentes de Antioquía y de Iconio, unos judíos, que se ganaron a la multitud y apedrearon a Pablo; lo dieron por muerto y lo arrastraron fuera de la ciudad. Cuando lo rodearon los discípulos, Pablo se levantó y regresó a la ciudad. Pero al día siguiente, salió con Bernabé hacia Derbe.

Después de predicar el Evangelio y de hacer muchos discípulos en aquella ciudad, volvieron a Listra, Iconio y Antioquía, y ahí animaban a los discípulos y los exhortaban a perseverar en la fe, diciéndoles que hay que pasar por muchas tribulaciones para entrar en el Reino de Dios. En cada comunidad designaban presbíteros, y con oraciones y ayunos los encomendaban al Señor, en quien habían creído. Atravesaron luego Pisidia y llegaron a Panfilia; predicaron en Perge y llegaron a Atalía. De allí se embarcaron para Antioquía, de donde habían salido, con la gracia de Dios, para la misión que acababan de cumplir.

Al llegar, reunieron a la comunidad y les contaron lo que había hecho Dios por medio de ellos y cómo les había abierto a los paganos las puertas de la fe. Ahí se quedaron bastante tiempo con los discípulos.

Palabra de Dios…

Te alabamos, Señor…

Del salmo 144

R/. Bendigamos al Señor eternamente. Aleluya…

Que te alaben, Señor, todas tus obras y que todos tus fieles te bendigan. Que proclamen la gloria de tu reino y den a conocer tus maravillas. R/.

Que muestren a los hombres tus proezas, el esplendor y la gloria de tu reino. Tu reino, Señor, es para siempre y tu imperio, para todas las generaciones. R/.

Que mis labios alaben al Señor, que todos los seres lo bendigan ahora y para siempre. R/.

ACLAMACIÓN Sal 67, 20

R/. Aleluya, aleluya…

Bendito sea el Señor día tras día, que nos lleve en sus alas y nos salve… R/.

¿No es éste el hijo del carpintero?…

Del santo Evangelio según san Mateo: 13, 54-58

En aquel tiempo, Jesús llegó a su tierra y se puso a enseñar a la gente en la sinagoga, de tal forma, que todos estaban asombrados y se preguntaban: “¿De dónde ha sacado éste esa sabiduría y esos poderes milagrosos? ¿Acaso no es éste el hijo del carpintero? ¿No se llama María su madre y no son sus hermanos Santiago, José, Simón y Judas’? ¿Qué no viven entre nosotros todas sus hermanas? ¿De dónde, pues, ha sacado todas estas cosas?” Y se negaban a creer en Él.

Entonces, Jesús les dijo: “Un profeta no es despreciado más que en su patria y en su casa”. Y no hizo muchos milagros ahí por la incredulidad de ellos.

Palabra del Señor…

Gloria a ti, Señor Jesús…

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Dios nuestro, fuente de toda misericordia, mira las ofrendas que te presentamos en la conmemoración de san José, y concédenos, propicio, que los dones ofrecidos se conviertan en protección para los que te invocan. Por Jesucristo, nuestro Señor…

PREFACIO

En verdad es justo y necesario, es nuestro deber y salvación darte gracias siempre y en todo lugar, Señor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno.

Y alabar, bendecir y proclamar tu gloria en la conmemoración de san José, porque él es el hombre justo que diste por esposo a la Virgen Madre de Dios, el fiel y prudente servidor a quien constituiste jefe de tu familia, para que, haciendo las veces de padre, cuidara a tu Unigénito, concebido por obra del Espíritu Santo, Jesucristo, Señor nuestro.

Por él, los ángeles y los arcángeles, y todos los coros celestiales, celebran tu gloria, unidos en común alegría. Permítenos asociarnos a sus voces cantando humildemente tu alabanza: Santo, Santo, Santo…

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN Cfr. Col 3, 17

Todo lo que digan y todo lo que hagan, háganlo en el nombre del Señor Jesús, dándole gracias a Dios Padre. Aleluya…

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Alimentados, Señor, con el manjar celestial, te suplicamos humildemente que, a ejemplo de san José, llevemos en nuestro corazón las pruebas de tu amor y gocemos siempre del fruto de la paz eterna. Por Jesucristo, nuestro Señor…

Evangelio del día: No estés demasiado seguro de la salvación, sé humilde…

evangelio-Mateo-13-54-58-ninguno-profeta-tierra-familia-despreciado

San Mateo 13,54-58 – Solemnidad de San José Obrero: Un profeta es despreciado solamente en su pueblo y en su familia…

Evangelio según San Mateo 13,54-58

La visita de Jesús a Nazaret “En aquel tiempo, Jesús, al llegar a su pueblo, se puso a enseñar a la gente en su sinagoga, de tal manera que todos estaban maravillados. “¿De dónde le vienen, decían, esta sabiduría y ese poder de hacer milagros? ¿No es este el hijo del carpintero? ¿Su madre no es la que llaman María? ¿Y no son hermanos suyos Santiago, José, Simón y Judas? ¿Y acaso no viven entre nosotros todas sus hermanas? ¿De dónde le vendrá todo esto?” Y Jesús era para ellos un motivo de tropiezo. Entonces les dijo: “Un profeta es despreciado solamente en su pueblo y en su familia”. Y no hizo allí muchos milagros, a causa de la falta de fe de esa gente” Palabra del Señor

Reflexión del Papa Francisco

Jesús afirma que no podía hacer milagros en su Nazaret «por falta de fe»: justamente allí, donde había crecido, «no tenían fe». Precisamente, Jesús dice:

“Ningún profeta es aceptado en su pueblo”.

En la sinagoga de Nazaret, relata el Evangelio, Jesús dice que allí no se harán milagros: aquí ustedes no aceptan al profeta porque no lo necesitan, están demasiado seguros.

Las personas que Jesús tenía delante, en efecto, estaban muy seguras en su fe entre comillas, muy seguras en su observancia de los mandamientos, que no necesitaban otra salvación».

Una actitud que revela el drama del cumplimiento de los mandamientos sin fe: “yo me salvo por mí mismo porque voy a la sinagoga todos los sábados, trato de cumplir los mandamientos”; y que no venga éste a decirme que son mejores que yo ese leproso y esa viuda, esos marginados.

Pero la palabra de Jesús va en sentido contrario. Él dice: «Mira, si tú no te sientes en zona marginal, no tendrás salvación.

Esta es la humildad, la senda de la humildad: sentirse tan marginado» de tener necesidad de la salvación del Señor. Sólo Él salva; no nuestra observancia de los preceptos.

Esta enseñanza de Jesús, sin embargo, no le gustó a la gente de Nazaret, tanto que se enfadaron y querían matarlo. Si queremos ser salvados, debemos elegir el camino de la humildad, de la humillación.

Testimonio de ello es María, que en su cántico no dice estar contenta porque Dios miró su virginidad, su bondad, su dulzura, las muchas virtudes que ella tenía, sino que exulta porque el Señor miró la humildad de su esclava, su pequeñez. Es precisamente la humildad lo que mira el Señor..

[…] La humildad cristiana no es una virtud que nos hace decir “yo no sirvo para nada” y así nos hace esconder la soberbia; en cambio, la humildad cristiana es decir la verdad: soy pecador, soy pecadora.

Se trata, en esencia, sencillamente de decir la verdad; y esta es nuestra verdad. (Homilía en Santa Marta, 24 de marzo de 2014)

Oración de sanación

Señor mío, Tú conoces a fondo mis miedos y preocupaciones y por eso siempre me envías la fuerza de tu Espíritu para salir adelante.

Sé que necesito mantenerme firme en este mundo que parece que se sale de control, por dondequiera abundan las miserias, dolor y sufrimiento.

Líbrame de esa indiferencia que mata, esa que nos hace olvidar que todos somos hermanos y que debemos ir por el mismo camino ayudándonos.

Necesito de tu fuerza y de tu sabiduría para ser un profeta de tu amor y saber enfrentarme al rechazo, sobre todo al rechazo de los míos.

Ayúdame a ser una persona coherente entre lo que digo y hago, que siembre paz y no miedos y haciendo tu voluntad por encima todo.

Quiero darte lo mejor de mí, con pureza de intención, manifestando mi firmeza en la fe en medio de las pruebas que a diario se me presentan.

Confío en que Tú eres un Dios poderoso que me ama y me libra de mis enemigos, que me provee y siempre me da lo que necesito para mi felicidad.

No tengo miedo de creer, de esperar, ni de amar. Te amo y confío mi vida y todos mis proyectos en tus manos. Tú, mejor que yo, sabes que hacer. Amén

Propósito para hoy

Cumpliré mis responsabilidades con alegría y sin quejarme en lo más mínimo. Siempre sonriendo y dispuesto a servir a los demás

Frase de reflexión

“Como discípulos de Cristo, no podemos dejar de preocuparnos por el bien de los más débiles”. Papa Francisco

Redacción y diálogo: PildorasdeFe.net | Audio: Fraynelson.com

 

Evangelio del día: Jesús nos dejó la paz con su perdón, amor y su sangre…

Imagen2

San Juan 14,27-31 – V Martes de Pascua: Les dejo la paz, les doy mi paz, pero no como la da el mundo. ¡No se inquieten ni teman!…

Evangelio según San Juan 14,27-31

La promesa de Jesús de volver al Padre: En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos: “Les dejo la paz, les doy mi paz, pero no como la da el mundo. ¡No se inquieten ni teman! Me han oído decir: “Me voy y volveré a ustedes”. Si me amaran, se alegrarían de que vuelva junto al Padre, porque el Padre es más grande que yo. Les he dicho esto antes que suceda, para que cuando se cumpla, ustedes crean. Ya no hablaré mucho más con ustedes, porque está por llegar el Príncipe de este mundo: él nada puede hacer contra mí, pero es necesario que el mundo sepa que yo amo al Padre y obro como él me ha ordenado. Levántense, salgamos de aquí” Palabra del Señor

Reflexión del Papa Francisco

“¡Paz a ustedes!” No es un saludo, y ni siquiera un sencillo deseo: es un don, es más, el don precioso que Cristo ofrece a sus discípulos después de haber pasado a través de la muerte y a los infiernos. Da la paz, como había prometido:

“Les dejo la paz, les doy mi paz. No se la doy como la da el mundo, yo se la doy a ustedes” (Jn 14, 27).

Esta paz es el fruto de la victoria del amor de Dios sobre el mal, es el fruto del perdón. Y es precisamente así: la verdadera paz, esa paz profunda, viene de hacer la experiencia de la misericordia de Dios.

A los Apóstoles Jesús dio, junto con su paz, al Espíritu Santo, para que pudieran difundir en el mundo el perdón de los pecados, ese perdón que sólo Dios puede dar, y que ha costado la Sangre del Hijo (Cfr. Jn 20,21-23)

La Iglesia es enviada por Cristo resucitado a transmitir a los hombres la remisión de los pecados, y así hacer crecer el Reino del amor, sembrar la paz en los corazones, para que se afirme también en las relaciones, en las sociedades, en las instituciones.

Y el Espíritu de Cristo Resucitado expulsa el miedo del corazón de los Apóstoles y los impulsa a salir del Cenáculo para llevar el Evangelio. ¡Tengamos también nosotros más coraje para testimoniar la fe en Cristo Resucitado!

¡No debemos tener miedo de ser cristianos y de vivir como cristianos! Nosotros debemos tener este coraje de ir y anunciar a Cristo Resucitado. Porque Él es nuestra paz. Él ha hecho la paz con su amor, con su perdón, con su sangre, con su misericordia.

Recemos juntos a la Virgen María, para que nos ayude, Obispo y Pueblo, a caminar en la fe y en la caridad. Confiados siempre en la Misericordia del Señor.

Él siempre nos espera. Nos ama. Nos ha perdonado con su sangre y nos perdona cada vez que vamos a Él a pedirle perdón. Tengamos confianza en su Misericordia. (Reflexión antes del rezo del Regina Coeli, 07 de abril de 2013)

Oración de Sanación

Amado Señor, pido tu bendición para no dejarme angustiar ni desesperar antes las situaciones difíciles que a diario me toca enfrentar, porque sé que solo Tú tienes el control de todo

Quiero tener esa paz que sólo Tú sabes dar, esa paz que llena el alma de fortaleza, de ánimo y que me impulsa a ser la mejor versión de mí mismo y enfocado en agradarte en palabras, acciones y pensamientos

Creo en que tu amor no me abandona. Más allá de cualquier circunstancia, Tú me has prometido la felicidad plena si sigo tus pasos, por eso, quiero salir a triunfar en Nombre y dar lo mejor de mí.

Podrá faltarme el trabajo, la salud, el dinero y las infinidades de cosas que ofrece este mundo, pero que nunca me faltes Tú, porque de Ti proviene la paz verdadera que da vida al corazón

Dame la paz, que aviva el espíritu y lo fortalece para seguir luchando en mi camino de vida. Dame el autodominio que necesito para desterrar para siempre esos impulsos dañinos que le hacen mal a mi alma

Sin la paz que proviene de Ti, nada puedo hacer, andaría caminando sin rumbo, sin norte, tratando de alcanzar una limitada felicidad en cosas que nada tienen que ver con mi salvación.

Señor, dame la valentía para no temer a ninguna dificultad que quiera arrebatarme la paz del corazón. Sé mi fuerza y mi poder.

Tu amor procura lo mejor para mí y los míos, es por eso que te confío mi vida para que me ilumines y me muestres el camino a vencer. Amén

Propósito para hoy

Voy a pedir la intercesión de María, voy a renovar mi esfuerzo para ser fiel y perseverante en ese compromiso de oración en el que más fallo

Reflexiones juntos esta frase

“¿Estamos dispuestos a ser cristianos coherentes, las 24 horas del día, dando testimonio de palabra y con el propio ejemplo?” Papa Francisco

Redacción y diálogo: PildorasdeFe.net | Audio: Fraynelson.com

 

LECTURAS DEL VIERNES IV DE PASCUA 27 DE ABRIL (BLANCO)…

“Yo soy el camino, la verdad y la vida. Nadie va al Padre si no es por mí”…


 

 

RESPUESTAS DE FE S.D.A.

SANTA ZITA DE LUCCA VIRGEN

ANTÍFONA DE ENTRADA Ap 5, 9

Señor, con tu sangre has rescatado a hombres de toda raza, lengua, pueblo y nación, y has hecho de nosotros un reino de sacerdotes para Dios. Aleluya…

ORACIÓN COLECTA

Dios nuestro, autor de nuestra libertad y salvación, oye la voz de los que te suplican y a quienes redimiste por la sangre derramada de tu Hijo, concédeles vivir para ti y que puedan gozar en ti de inmortalidad eterna. Por nuestro Señor Jesucristo…

LITURGIA DE LA PALABRA

Resucitando a Jesús, Dios ha cumplido la promesa que nos hizo…

Del libro de los Hechos de los Apóstoles: 13, 26-33

En aquellos días, Pablo continuó su predicación en la sinagoga de Antioquía de Pisidia con estas palabras: “Hermanos míos, descendientes de Abraham, y cuantos temen a Dios: Este mensaje de salvación les ha sido enviado a ustedes. Los habitantes de Jerusalén y sus autoridades no reconocieron a Jesús, y al condenarlo, cumplieron las palabras de los profetas que se leen cada sábado: no hallaron en Jesús nada que mereciera la muerte y, sin embargo, le pidieron a Pilato que lo mandara ejecutar. Y después de cumplir todo lo que de Él estaba escrito, lo bajaron de la cruz y lo pusieron en el sepulcro.

Pero Dios lo resucitó de entre los muertos, y Él, ya resucitado, se apareció durante muchos días a los que lo habían seguido de Galilea a Jerusalén. Ellos son ahora sus testigos ante el pueblo.

Nosotros les damos la buena nueva de que la promesa hecha a nuestros padres nos la ha cumplido Dios a nosotros, los hijos, resucitando a Jesús, como está escrito en el salmo segundo: Tú eres mi hijo, yo te he engendrado hoy”.

Palabra de Dios…

Te alabamos, Señor…

Del salmo 2

R/. Jesucristo es el rey de las naciones. Aleluya…

El Señor me ha consagrado como rey de Sión, su ciudad santa. Anunciaré el decreto del Señor. He aquí lo que me dijo: R/.

“Hijo mío eres tú, yo te he engendrado hoy. Te daré en herencia las naciones y como propiedad, toda la tierra. Podrás gobernarlas con cetro de hierro y despedazarlas como jarros”. R/.

Escuchen y comprendan estas cosas, reyes y gobernantes de la tierra. Adoren al Señor con reverencia, sírvanlo con temor. R/.

ACLAMACIÓN   Jn 14, 6

R/. Aleluya, aleluya…

Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie va al Padre, si no es por mí, dice el Señor… R/.

Yo soy el camino, la verdad y la vida…

Del santo Evangelio según san Juan: 14, 1-6

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “No pierdan la paz. Si creen en Dios, crean también en mí. En la casa de mi Padre hay muchas habitaciones. Si no fuera así, yo se lo habría dicho a ustedes, porque voy a prepararles un lugar. Cuando me vaya y les prepare un sitio, volveré y los llevaré conmigo, para que donde yo esté, estén también ustedes. Y ya saben el camino para llegar al lugar a donde voy”.

Entonces Tomás le dijo: “Señor, no sabemos a dónde vas, ¿cómo podemos saber el camino?” Jesús le respondió: “Yo soy el camino, la verdad y la vida. Nadie va al Padre si no es por mí”.

Palabra del Señor…

Gloria a ti, Señor Jesús…

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Recibe, Señor, con bondad, estas ofrendas de tu familia santa, para que, con la ayuda de tu protección, conserve los dones recibidos y llegue a poseer los eternos. Por Jesucristo, nuestro Señor…

Prefacio I- V de Pascua.

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN Rm 4, 25

Cristo fue condenado a muerte por nuestros pecados y resucitó para nuestra justificación. Aleluya…

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Protege, Señor, con amor constante a quienes has salvado, para que, una vez redimidos por la pasión de tu Hijo, se llenen ahora de alegría por su resurrección. Él, que vive y reina por los siglos de los siglos…

Evangelio del día: Jesús quiere prepararnos un lugar para amar…

Imagen2

San Juan 14,1-6 – IV viernes de Pascua: Yo voy a prepararles un lugar. Y cuando haya ido, volveré otra vez para llevarlos conmigo…

Evangelio según San Juan 14,1-6

Jesús es el camino: “En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “No se inquieten. Crean en Dios y crean también en mí. En la Casa de mi Padre hay muchas habitaciones; si no fuera así, se lo habría dicho a ustedes. Yo voy a prepararles un lugar. Y cuando haya ido y les haya preparado un lugar, volveré otra vez para llevarlos conmigo, a fin de que donde yo esté, estén también ustedes. Ya conocen el camino del lugar adonde voy”. Tomás le dijo: “Señor, no sabemos adónde vas. ¿Cómo vamos a conocer el camino?” Jesús le respondió: “Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida. Nadie va al Padre, sino por mí”. Palabra del Señor

Reflexión del Papa Francisco

Conocer a Jesús es el trabajo más importante de nuestra vida». ¿Cómo podemos conocer mejor a Jesús? Alguien dirá: “estudiando, padre. ¡Se debe estudiar tanto!”. Y es verdad, debemos estudiar el catecismo, es verdad. Pero sólo el estudio no basta para conocer a Jesús.

Algunos creen que las ideas, sólo las ideas, nos llevarán al conocimiento de Jesús. También entre los primeros cristianos, algunos pensaban así. Hasta que quedaron atrapados en sus pensamiento.

¡Las ideas solas no dan vida y el que va por ese camino de ideas solas acaba en un laberinto y no sale más! Por ello, desde el comienzo de la Iglesia hay herejías. Y las herejías son esto: intentar comprender sólo con nuestra mente y con nuestra luz quién es Jesús.

Un gran escritor inglés decía que la herejía es una idea enloquecida. ¡Así es! Cuando las ideas están solas, se vuelven locas. ¡Y ese no es el camino!».

Para conocer a Jesús hay que abrir tres puertas

1.- Primera puerta Rezarle a Jesús.

Sepan que el estudio sin la oración no sirve. Rezar a Jesús para conocerlo. Los grandes teólogos hacen teología de rodillas ¡rezar a Jesús! Y, con el estudio y con la oración, nos acercamos un poco… Pero sin la oración nunca conoceremos a Jesús ¡nunca, nunca!

2.- Segunda puerta: celebrar a Jesús.

No basta la oración, es necesaria la alegría de la celebración. Celebrar a Jesús en sus Sacramentos, porque allí nos da la vida, nos da la fuerza, nos da el alimento, nos da el consuelo, nos da la alianza, nos da la misión. Sin la celebración de los Sacramentos, no llegamos a conocer a Jesús. Esto es propio de la Iglesia: la celebración.

3.- Tercera puerta: imitar a Jesús.

Leer el Evangelio para saber qué hace Él, cómo es su vida, qué nos ha dicho, qué nos ha enseñado, e intentar imitarlo.

Entrar por estas tres puertas significa entrar en el misterio de Jesús y conocerlo. Y no hay que tener miedo de entrar en el misterio de Jesús, ya que rezar, celebrar e imitar nos llevan a «encontrar el camino e ir a la verdad y a la vida. (Homilía en Santa Marta, 16 de mayo de 2014)

Oración de sanación

Amado Señor, quiero pedirte sabiduría en este día para poder siempre reconocer tus caminos y no dejar que los fracasos, adversidades y contrariedades me aparten de él.

Tú eres la Verdad y la Vida. Sin Ti, no hay camino posible para la eterna alegría. Sin Ti, en mi mundo reinaría el dolor y la desesperación. Aceptarte en mi vida ha sido la mejor opción que pude haber decidido.

Con tu amor y tu bendición, voy poco a poco despojándome de mis egoísmos, venciendo mis miedos, liberándome de mis angustias y tensiones. Tu amor es el más grande de todos los consuelos.

Mi Señor, te has ido al Padre, pero me aseguras que, si sigo tus pasos y cumplo tus obras, me prepararás una habitación junto a la tuya para disfrutar de las maravillas de tu Reino.

Que gran amor el que me tienes, dispuesto a servirme aún después de mi vida. Por eso, no quiero confundir mi meta y dejarme atrapar por las cosas fascinantes que el mundo me ofrece.

Tú, Señor mío, lo haces todo posible, incluso me das sabiduría para enfrentar aquello que desconozco, solo debo fiarme de Ti y recordar que Cruz es una Cruz de poder con la que me ha hecho sentir amado y valioso

Te pido que te hagas presente en cada momento de mi vida, porque solo Tú eres capaz de llenar mis vacíos y colmarme de bienes y de gozo.

Te amo y confío en tu Gracia poderosa que aparta de mi interior todo deseo de vanidad y todo aquello contrario a tu amor. Amén

Propósito para hoy

Hoy haré algo especial por alguien que tenga problemas económicos sin esperar nada a cambio

Frase de reflexión

“Cuando nos inunda el amor de Dios, la vida adquiere otro sabor”. Papa Francisco

Redacción y diálogo: PildorasdeFe.net | Audio: Fraynelson.com

 

LECTURAS DEL JUEVES IV DE PASCUA 26 DE ABRIL (BLANCO)…

El que recibe al que yo envío, me recibe a mí; y el que me recibe a mí, recibe al que me ha enviado…

RESPUESTAS DE FE S.D.A.

SAN CLETO PAPA

ANTÍFONA DE ENTRADA Cfr. Sal 67, 8-9. 20

Cuando saliste, Señor, al frente de tu pueblo, y le abriste camino a través del desierto, la tierra se estremeció y hasta los cielos dejaron caer su lluvia. Aleluya…

ORACIÓN COLECTA

Señor Dios, que restauraste la naturaleza humana, elevándola por encima de su dignidad original, dirige tu mirada a este inefable misterio de tu amor, para que conserves los dones de tu eterna gracia y bendición en quienes te dignaste renovar por el sacramento del bautismo. Por nuestro Señor Jesucristo…

LITURGIA DE LA PALABRA

Del linaje de David Dios hizo nacer un Salvador…

Del libro de los Hechos de los Apóstoles: 13, 13-25

En aquellos días, Pablo y sus compañeros se hicieron a la mar en Pafos; llegaron a Perge de Panfilia, y allí Juan Marcos los dejó y volvió a Jerusalén. Desde Perge siguieron hasta Antioquía de Pisidia, y el sábado entraron en la sinagoga y tomaron asiento. Acabada la lectura de la ley y los profetas, los jefes de la sinagoga les mandaron decir: “Hermanos, si tienen alguna exhortación que hacer al pueblo, hablen”.

Entonces se levantó Pablo, y haciendo señal de silencio con la mano, les dijo: “Israelitas y cuantos temen a Dios, escuchen: El Dios del pueblo de Israel eligió a nuestros padres, engrandeció al pueblo cuando éste vivía como forastero en Egipto y lo sacó de allí con todo su poder, lo alimentó en el desierto durante cuarenta años, aniquiló siete tribus del país de Canaán y dio el territorio de ellas en posesión a Israel por cuatrocientos cincuenta años. Posteriormente les dio jueces, hasta el tiempo del profeta Samuel.

Pidieron luego un rey, y Dios les dio a Saúl, hijo de Quis, de la tribu de Benjamín, que reinó cuarenta años. Después destituyó a Saúl y les dio por rey a David, de quien hizo esta alabanza: He hallado a David, hijo de Jesé, hombre según mi corazón, quien realizará todos mis designios.

Del linaje de David, conforme a la promesa, Dios hizo nacer para Israel un Salvador, Jesús. Juan preparó su venida, predicando a todo el pueblo de Israel un bautismo de penitencia, y hacia el final de su vida, Juan decía: ‘Yo no soy el que ustedes piensan. Después de mí viene uno a quien no merezco desatarle las sandalias’ “. 

Palabra de Dios…

Te alabamos, Señor…

Del salmo 88

R/. Proclamaré sin cesar la misericordia del Señor. Aleluya…

Proclamaré sin cesar la misericordia del Señor y daré a conocer que su fidelidad es eterna, pues el Señor ha dicho: “Mi amor es para siempre y mi lealtad, más firme que los cielos. R/.

He encontrado a David, mi servidor, y con mi aceite santo lo he ungido. Lo sostendrá mi mano y le dará mi brazo fortaleza. R/.

Contará con mi amor y mi lealtad y su poder aumentará en mi nombre. Él me podrá decir: ‘Tú eres mi padre, el Dios que me protege y que me salva’ “. R/.

ACLAMACIÓN   Cfr. Ap 1, 5

 

 

 

R/. Aleluya, aleluya…

Señor Jesús, testigo fiel, primogénito de entre los muertos, tu amor por nosotros es tan grande, que has lavado nuestras culpas con tu sangre… R/.

El que recibe al que yo envío, me recibe a mí…

Del santo Evangelio según san Juan: 13, 16-20

En aquel tiempo, después de lavarles los pies a sus discípulos, Jesús les dijo: “Yo les aseguro: el sirviente no es más importante que su amo, ni el enviado es mayor que quien lo envía. Si entienden esto y lo ponen en práctica, serán dichosos.

No lo digo por todos ustedes, porque yo sé a quiénes he escogido. Pero esto es para que se cumpla el pasaje de la Escritura, que dice: El que comparte mi pan me ha traicionado. Les digo esto ahora, antes de que suceda, para que, cuando suceda, crean que Yo Soy.

Yo les aseguro: el que recibe al que yo envío, me recibe a mí; y el que me recibe a mí, recibe al que me ha enviado”.

Palabra del Señor…

Gloria a ti, Señor Jesús…

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Suba hasta ti, Señor, nuestra oración, acompañada por estas ofrendas, para que, purificados por tu bondad, nos dispongas para celebrar el sacramento de tu inmenso amor. Por Jesucristo, nuestro Señor…

Prefacio I- V de Pascua

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN Mt 28, 20

Yo estaré con ustedes todos los días, hasta el fin del mundo. Aleluya…

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Dios todopoderoso y eterno, que, por la resurrección de Cristo, nos has hecho renacer a la vida eterna, multiplica en nosotros el efecto de este sacramento pascual, e infunde en nuestros corazones el vigor que comunica este alimento de salvación. Por Jesucristo, nuestro Señor…