El Ángel le dijo a María: «Kejaritomene» ¿Qué significa esto?…

Virgen-Maria-Kejaritomene-Angel-gracia

«Kejaritomene» es un saludo que se traduce de «Χαίρε, Μαρία, κεχαριτωμένη» y cuyo significado es «Salve María llena de Gracia»…

El Ángel, en el momento de la anunciación del Señor, se refiere a María como: “La llena de gracia”: “Kejaritomene”.

“Kejaritomene” es un saludo que se traduce de “Χαίρε, Μαρία, κεχαριτωμένη” y cuyo significado es “Salve Maria llena de Gracia” y más tarde el Ángel le dice que SU HIJO se va a sentar en el Trono de su padre David.

En muchas traducciones protestantes, esta palabra “Kejaritomene”, es traducida como “muy favorecida”, esta es una pésima traducción que le resta valor a la palabra “Kejaritomene”.

Kejaritomene es una palabra compuesta, muy rara; y que se utiliza en la Biblia una sola vez, y en referencia sólo y exclusivamente a la Virgen María. Esta palabra, cuya raíz es jaritoo (gracia) indica un estado especial, sobrenatural del estado de Gracia que posee María.

Este estado de Gracia, estar llena de Gracia, repleta de Gracia; en la Biblia solo significa una cosa: “Libre de pecado”.

En el tiempo verbal en el que está redactado significa que la gracia sobreabunda desde siempre, por siempre y para siempre y la inviste de un honor especial.

Caso similar pero con distinto significado

En el libro de los Hechos de los Apóstoles (6,8), las Sagradas Escrituras dicen que Esteban está lleno de gracia, pero de una manera muy diferente, no desde siempre, ni de forma tal de que esa gracia permanezca para siempre, dado que el término utilizado es “pléres járis” (pleno de gracia), de ningún modo se utiliza la palabra “Kejaritomene”.

Entonces, ¿qué llevó a Lucas a “crear” una palabra para referirse de esa manera a la Santísima Virgen a tal punto que la palabra kejaritomene no es utilizada por la literatura griega sino hasta el siglo V DC? La respuesta es simple:

San Lucas, inspirado por el Espíritu Santo, comprendió que Dios eligió a la Virgen María desde la eternidad para que fuera Madre de su Hijo y para tal fin, ella fue concebida sin pecado original, sin mancha alguna, y Sí, para ser la Madre del Rey de toda la Gloria.

Kejaritomene es la palabra griega que emplea el evangelista. Es el sentido teológico del saludo del ángel. Llena de gracia. No le cabe más. Y la gracia es el mayor de los dones que Dios nos puede conceder. La gracia vale más que la belleza, más que la salud, más que la inteligencia, más que la simpatía. El supremo de los valores es la gracia de Dios.


Frank Morera, Apologista Ewtn.com, 
Apologética Siloe
Fuente: EWTN Preguntas Católicas
, Con aportes del Padre Jorge Loring, S.J., Editado por PildorasdeFe.net