Las 4 pruebas que definen la fortaleza de un matrimonio…

hombre-mujer-pareja-matrimonio-tomados-mano-atardecer

Aunque un matrimonio atravesará muchas pruebas, estas nos ayudan a ver cuánto hemos progresado y revelar dónde estamos fallando…

Nunca me han gustado las pruebas. Las pruebas de sangre, del colegio, esas “pruebas” aleatorias que aparecen en Facebook que se suponen deberían revelar cosas como el lugar ideal donde deberías vivir o qué tipo de personalidad tienes, etc. … simplemente siempre me han incomodado.

De acuerdo, entiendo completamente que las pruebas pueden servir una función práctica en algunas ocasiones. Las pruebas nos ayudan a ver cuánto hemos progresado y revelar dónde estamos fallando. Ellas indican peligros. Nos brindan una mayor perspectiva para que podamos continuar mejorando. A lo largo de una vida, un matrimonio tendrá muchas pruebas.

Aunque un matrimonio atravesará muchas “pruebas” además de las cuatro que enumero acá abajo, estoy convencido de que éstas son las más grandes. En muchas maneras, tu respuesta a estas 4 pruebas pueden forjar e incluso definir el curso de tu relación.

Te daré una breve explicación de cada una de ellas y algunos consejos sobre cómo “aprobar” estas pruebas juntos:

1.- La prueba del desacuerdo

Ésta sucederá casi a diario en un matrimonio porque tú y tu pareja son dos personas distintas con dos personalidades diferentes. No siempre querrán ver el mismo programa en la TV o comer en el mismo restaurante, y sus desacuerdos probablemente se extenderán a problemas mucho mayores también.

Cuando aparezcan los desacuerdos, reconócelos como “pruebas” que necesitan aprobar juntos. Los desacuerdos en un matrimonio no tienen un “ganador” y un “perdedor” porque ustedes SIEMPRE estarán en un mismo equipo. Superarán la prueba o fallarán JUNTOS.

La única manera de superar esta prueba es trabajando juntos con mutuo respeto y amor desinteresado para encontrar una solución que los beneficie a ambos.

2.- La prueba del dolor

La vida nos hiere algunas veces. Puede que ya hayas notado esto. Tu matrimonio enfrentará desafíos donde uno o ambos van a atravesar intensos dolores físicos, emocionales, financieros o sociales.

Cuando estas pruebas dolorosas aparezcan, tendrás que tomar una decisión importante. ¿Permitirás que el dolor te haga sentir amargado o te haga una mejor persona? No puedes controlar las circunstancias dolorosas pero siempre puedes controlar si permitirás que el dolor te amargue o te haga una mejor persona. Escoge la segunda opción. Tu vida y tu matrimonio se fortalecerán gracias a ello.

3.- La prueba del entrampamiento

Ésta es una prueba que le haces intencionalmente a tu pareja o que tu pareja te hace a ti. Usualmente sucede que cuando una persona se siente frustrada acerca de alguna situación, y piensa: “Yo hago TODO el trabajo en casa. Voy a dejar estos platos sucios acá sólo para ver cuánto tiempo tarda él o ella hasta que decida lavarlos. Probablemente estarán ahí un año”. O tal vez piensa: “Yo siempre soy quien inicia el sexo. Sólo para probar que él/ella no valora nuestra vida sexual, voy a sentarme a esperar a que él/ella inicie y después de algunos días/semanas, le reclamaré”.

La prueba del entrampamiento es peligrosa. Puede que falles esta prueba incluso antes de que comience, porque la premisa es “atrapar” a tu pareja (lo que nunca es bueno).

Para superar la prueba del entrampamiento deberás no someter a tu pareja a esta prueba. Cuando tienes un problema en tu matrimonio, comunícalo. Sé transparente y honesto acerca de tus sentimientos pero no pongas a la otra persona a prueba para ganar un argumento. Nadie response bien a esto. Es manipulación en lugar de amor.

4.- La prueba de la perseverancia

Un nuevo libro fue publicado recientemente con investigaciones que indican que la perseverancia puede ser el factor más importante para el éxito en la vida. Yo pienso ciertamente que es un ingrediente vital para un matrimonio duradero.

La perseverancia significa “rehusarse a rendirse”. Un matrimonio pasará muy probablemente períodos y situaciones donde uno o ambos sentirán ganas de rendirse, ¡pero perseveren! Por encima de las otras pruebas, asegúrate de superar la prueba de la perseverancia.

Espero que tu compromiso para con tu pareja sea siempre mucho mayor que sus desacuerdos. Recuerda que el “matrimonio perfecto” es precisamente dos personas imperfectas que se rehúsan a renunciar el uno al otro.


Adaptación y traducción al español por María Vanegas, para PildorasdeFe.net, de artículo publicado en: Dave Willis´s Blog, autor: Dave Willis