Oración para el Sábado Santo: La Luz ha vuelto a iluminar los corazones…

sabado-santo-oracion

Este Sábado Santo disfruta de la preciosa vigilia pascual y prepara tu corazón para recibir al Señor vivo y resucitado con esta oración…

El Sábado Santo conmemora el comienzo del período en que Jesucristo permaneció muerto en el sepulcro antes de Su gloriosa Resurrección. Es el día después del Viernes Santo y antes del Domingo de Pascua.

En el Sábado Santo se refleja la historia de nuestra salvación, de cómo el Dios de la vida y del amor se preparó para rescatarnos de las ataduras del pecado y la muerte. El Dios que nos creó, que llevó a un pueblo escogido y los liberó de la esclavitud, el Dios que se hizo hombre y fue levantado con Gloria desde la muerte venciendo todas las tinieblas. Ese es nuestro Dios, un Dios cercano, compasivo y lleno de vida.

En este día Santo, se puede decir que Dios permanece oculto. En la Iglesia se lee una antigua Homilía que dice así:

“¿Qué es lo que sucede hoy? Un gran silencio envuelve la tierra; un gran silencio y soledad, porque el Rey duerme […]. Dios en la carne ha muerto y el Abismo ha despertado” (Homilía el Sábado Santo, PG 43, 439). En el Credo, profesamos que Jesucristo “padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos”.

El Sábado Santo también es conocido como el Gran Sábado; y en este día se prepara un servicio de vigilia pascual en donde todos los Católicos esperamos con gran deseo el regreso de la Luz

El servicio de Vigilia Pascual marca el final de la Cuaresma antes de las celebraciones de Pascua.

El sábado santo es recordado como el día en que Jesús estuvo muerto en la tumba y numerosas celebraciones se llevan a cabo en la tarde de este día. Se da el encendido del gran Cirio Pascual y luego se encienden velas de los feligreses indicando que la luz ha vuelto al mundo y que la oscuridad ha sido vencida

Los servicios del Sábado Santo, de la Semana Santa y de la Vigilia Pascual se remontan a los primeros años del cristianismo durante el Imperio Romano. Encender velas durante los servicios de la Santa Pascua es una de las tradiciones que todavía tienen un significado simbólico hoy en día.

El Cirio Pascual simboliza la luz de Jesucristo, indicando que Él trae luz donde hay tinieblas.

Disfrutemos de la preciosa vigilia pascual y preparemos nuestro corazón para recibir al Señor vivo y resucitado

Oración para el Sábado Santo

Mi Señor resucitado, al comenzar este día quiero darte gracias por tu gran misterio de amor y te suplico que me regales un poco de la fuerza de tu Espíritu y lléname de la alegría de tu presencia.

Quiero vivir alegre celebrando el día de tu triunfo glorioso sobre las tinieblas. El día en que destruiste la muerte, fueron rotas todas las ataduras y la luz emergió victoriosa entre las penumbras

Dame la valentía y la fuerza necesaria para aceptar tu voluntad y poder ser así un verdadero testigo de tu amor y de tu resurrección, comunicando al mundo que la oscuridad y la muerte han sido vencidas en Ti

Aquellas lágrimas derramadas a los pies de tu cruz, hoy se convierten en gozo. Tu historia de salvación se hizo eterna. Nos has abierto las puertas del Cielo con esta perfecta obra de amor de la que me hiciste parte.

Puedo decir con entera satisfacción que no he amado a una persona muerta, sino que sigo amando a un corazón vivo y que sigue derramando su misericordia y perdón a todos los que quieran volver sus rostros a Ti.

Oh Señor, no permitas que la llama de la fe y el poder de tu cruz se disminuya en mí y termine apagándose, por el contrario, ayúdame a mantenerla viva con la esperanza puesta en tu amor

Tú eres mi refugio y consuelo, por eso, sabiéndote vivo y presente, recurro al poder reconciliador de tu amistad para que repongas mis fuerzas

Ayuda ahora mi corazón a que salga de la oscuridad de sus vicios y resucite a una nueva vida haciéndote mi Señor, mi Rey y mi Salvador.

Amén

Redacción: Qriswell J. Quero | PildorasdeFe.net