San Juan I. Papa y mártir. Abogado de los que están encarcelados a causa de la fe…

El Papa San Juan I fue arrestado por rechazar defender la herejía arriana. Muere en su encierro como mártir del Señor…

San Juan I fue un Papa que defendió la doctrina de la fe hasta el punto de dar su vida por rechazar las herejías. Abogó por el amor de Cristo y de la Iglesia, contra la persecución del rey arriano Teodorico, quien le había enviado a Constantinopla para convencer al emperador Justino I para que retirara el decreto de persecución contra los arrianos. Fue hecho mártir en a prisión en la que fue encerrado hasta su muerte. San Juan I fue el primero entre los Romanos Pontífices en la Iglesia en celebrar el sacrificio de la Pascua. Muere en Ravenna como mártir de Cristo el Señor. Su cuerpo fue trasladado a Roma en la basílica vaticana, donde fue honrado como mártir.

Fiesta: 18 de mayo

Martirologio romano: San Juan I, papa y mártir, que fue enviado por el rey arriano Teodorico a Constantinopla para que llegara a un acuerdo con el emperador Justino. Fue el primero entre los Romanos Pontífices en la Iglesia en celebrar el sacrificio de la Pascua; Al regreso, fue vergonzosamente arrestado y enviado a la cárcel por el mismo Teodorico. Muere en Ravenna como mártir de Cristo el Señor.

Biografía de San Juan I

Poco se sabe de la vida de Juan antes de que asumiera el cargo de Papa, excepto que nació en la Toscana y que su padre era Constancio. Fue elegido a la semana después de la muerte de su predecesor Ormuz.

En aquel tiempo, el emperador bizantino Justino, persiguió los herejes con mucho entusiasmo, y emitió un edicto contra el arrianismo en el año 523.

El rey Teodorico, quien era un cristiano arriano, desconfiaba de la afinidad del emperador Justino con el Papado, y en el 525 presionó al Papa Juan I para que fuese a Constantinopla a convencer al emperador para retirar el decreto.

El Papa Juan I, efectivamente, fue a Constantinopla y se convirtió en el primer pontífice conocido que viajó a esa ciudad.

Fue muy bien recibido; toda la población se arrojó a las calles de la ciudad a saludarlo, y el emperador se postró al encontrarse con él. Incluso, a Juan le dieron la corona.

Su arresto y martirio

En conversaciones con el emperador, Juan sabía que, como líder de la cristiandad occidental, no debía defender ni aceptar la herejía de ninguna manera, y mucho menos sugerir, como se lo había planteado el rey Teodorico, que los arrianos que se habían convertido a la ortodoxia regresaran al arrianismo.

Lo único que realmente podía hacer el Papa Juan, fue abogar ante el emperador Justino para que tratara a los arrianos y a otros herejes no tan bruscamente.

Aunque el clero y el propio Juan consideraron su visita a Constantinopla como un gran éxito, el rey Teodorico vio las cosas de una manera diferente.

El edicto contra el arrianismo no había sido retirado y poco habían cambiado las normas contra todos los seguidores del arrianismo. Enfurecido, Teodorico hace arrestar al Papa Juan y lo encarcelan en Rávena.

Desgastado por su viaje y el largo encierro, Juan I murió en prisión poco después, probablemente murió de hambre.

Cuenta la tradición que el rey Teodorico sintió tan grande remordimiento por haber hecho morir a San Juan Primero en prisión, que lo vería hasta en los pescados que le servían en el almuerzo

Juan I es honrado como mártir. Su sucesor es Félix IV.

 

Redacción : PildorasdeFe.net | Biografía de Santos y Beatos