Una oración para rezar en familia el Miércoles de Ceniza…

nino-muchacho-rezando-sentado-miercoles-ceniza-cruz-frente-iglesia

Una oración diseñada para ser pronunciada en familia, ante un Crucifijo y después de haber participado de la Misa del Miércoles de Ceniza…

El Miércoles de Ceniza marca el primer día de los 40 días de Cuaresma, un período más o menos de seis semanas (sin incluir domingos) dedicado a la reflexión, la oración y el ayuno como preparación para la Pascua. Se termina el Jueves Santo, el quinto día de la Semana Santa, marcada por la celebración de la última cena.

Además de ciertas reglas sobre los alimentos y el ayuno, muchos cristianos (e incluso algunos no cristianos) se abstienen de alimentos adicionales, artículos de lujo o materiales o ciertas actividades y hábitos, y muchos más dedican este día especial a la oración.

A continuación, te presentamos una oración que está especialmente diseñada para ser pronunciada en familia y ante un Crucifijo, después de haber asistido a la celebración del Miércoles de Ceniza.

Oración para el Miércoles de Ceniza

Mamá o hijo: De las palabras de San Juan Evangelista (14,1-6).

“No se inquieten. Crean en Dios y crean también en mí. En la Casa de mi Padre hay muchas habitaciones; si no fuera así, se lo habría dicho a ustedes. Yo voy a prepararles un lugar. Y cuando haya ido y les haya preparado un lugar, volveré otra vez para llevarlos conmigo, a fin de que donde yo esté, estén también ustedes. Ya conocen el camino del lugar adonde voy”. Tomás le dijo: “Señor, no sabemos adónde vas. ¿Cómo vamos a conocer el camino?” Jesús le respondió: “Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida. Nadie va al Padre, sino por mí.”

Papá: Demos gloria en la cruz a nuestro Señor Jesucristo

Todos en Familia: ¡En quien está nuestra salvación, vida y resurrección!

Papá: Oremos. Concede a tus fieles, oh Señor, un espíritu generoso y suficiente para comenzar estos ayunos solemnes con suficiente fervor y así alcanzarlos con firme devoción. Te lo pedimos en nombre de nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo.

Todos en Familia: ¡Amén!

Todos en Familia: Favorece esta morada, Señor, con tu presencia. Aleja y rechaza todas las artimañas y asechanzas del Maligno. Permite a tus Santos Ángeles que hagan presencia en este lugar y se queden habitando aquí para mantenernos en paz. Y que tu bendición permanezca siempre sobre nosotros. Te lo pedimos en nombre de nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo. ¡Amén!

Papá: Bendigamos al Señor.

Todos en Familia: Demos gracias a Dios

Papá: (haciendo la señal de la cruz): Que el Señor omnipotente y misericordioso, Padre, Hijo y Espíritu Santo, nos bendiga y nos guarde para siempre

Todos en Familia: ¡Amén!

 

PildorasdeFe.net, con información de la publicación de la Santa Cuaresma de Eileen O´Callaghan, Prensa Litúrgica, Minnesota, publicada en 1975